Posts Tagged 'Filosofía'

Efecto No.1 del Discurso Marihuano

purple-nurple

Advertencia: Esta es una planta carnívora y si la mira puede devorarlo.

La marihuana produce muchos efectos. Entre ellos tenemos una especie de placer sin motivos. Es decir, comúnmente el placer que tenemos se genera cuando satisfacemos un deseo (ejemplo: ganas de chocolate, tener sexo, beber algo, etc.) y el placer que sentimos está ligado a este vacío satisfecho. Digamos que tienes hambre y comes varias tajadas de pizza hasta saciarte. El placer que sentirás estará ligado a la sensación de llenura que provenga de tu estómago. Sientes placer de haber dejado de tener hambre, pero de ninguna forma este placer hace que la música sea más placentera, o que el techo se perciba más placentero.  Obviamente que satisfacer tu deseo te puede ayudar a prestar mayor atención a algo, pero sólo porque tu deseo te distraía de disfrutar ese placer del que ya disfrutabas. Pero no es lo mismo.  El consumo de marihuana produce un placer por así decirlo “libre” (en tanto no depende de la acción que lo produce), cuya libertad radica en poder atarse a donde se dirija la atención del usuario. Podemos fumar y satisfacer nuestro deseo de cannabis, pero el consumo de la misma produce este placer extra capaz de fusionarse con la información que los sentidos nos comunican. Es gracias a esta característica del efecto marihuano que podemos entender porqué las personas que han fumado pueden pasar momentos prolongados viendo una pared, o escuchando algo que generalmente no harían por mucho tiempo. Este placer que sentimos , sumado al percibir determinada información, nos impulsan a prestar más atención a la información en cuestión, porque nos da placer percibirla.

A simple vista parece que este efecto no tiene ninguna repercusión fuerte en el individuo, pero la alteración que produce en él puede llegar a producir un cambio significativo en su personalidad con el consumo constante. En primer lugar, el individuo empieza a prestar mayor atención a las cosas que se le pongan en frente. Canciones, películas, imágenes, textos, etc. Y esta exposición prolongada a determinados elementos culturales o naturales pueden desarrollar un lazo emocional con los elementos percibidos. Ejemplo: Un tipo que no acostumbraba ver cine “de culto”, al espectar varias películas del género bajo el efecto de la marihuana, es muy posible que desarrolle un interés mayor hacia ellas. Ejemplo: Una persona que estaba acostumbrada a escuchar un género determinado de música  (digamos el punk), si percibe drogado con cannabis música de otros géneros (digamos Pink Floyd, y Björk) de manera prolongada, puede crear un afecto mayor por dichos géneros. Ejemplo: una persona (digamos Andrea) que usualmente no toma en cuenta las palabras de otra persona (digamos Eduardo). El  fumar weed y escuchar a esta persona puede estar acompañado de una mayor atención hacia la misma, a pesar de que generalmente no se la tomara tanto en cuenta (Es decir, Andrea escucharía las conversaciones acerca de la pasta dental de Eduardo sin presentar muchas objeciones, a pesar de que generalmente no le importaban).

Ahora, esta atención, no es una atención convencional. No crean que fumar les ayudará a hacer mejor sus deberes (lo más probable es que fumen y se les pase el efecto sin si quiera haber empezado a hacerlos). Esta atención es algo azarosa, sobretodo las primeras veces en que se consume marihuana. Con práctica puede ser dirigida, pero este control nunca será total.

Eso es todo por ahora. En un siguiente post hablaremos más detalladamente sobre esta “atención”.

Anuncios

Dificultades al reflexionar sobre la marihuana: el lenguaje.

cannabis_01_bgiu1

Muchas personas consumimos drogas en nuestro devenir cotidiano.  Es preciso recordar que, farmacológicamente, toda sustancia que altere de cualquier forma el organismo humano es una  droga. Al ser así, yo por ejemplo, podría decir que mi madre es adicta al café ya que consume 2 tazas diarias.

Ahora, no todas las drogas tienen los mismos efectos. Tratando de circunscribir nuestras reflexiones a la marihuana, en este blog procederemos a orientar nuestras ideas en lo referente a esta droga. La primera gran dificultad que se nos presenta al tratar de hablar sobre la marihuana es que estamos atados a un lenguaje que no está habituado a expresar las distintas percepciones o representaciones que la marihuana produce.

El lenguaje que usamos es el producto constante de una contingencia, es decir, de hechos inevitables que se presentan en la sociedad y ante el individuo de manera casual o causal. Ahora, hay algunas razones por las cuales esta contingencia no ha permitido la formulación de un “discurso marihuano” (como tal vez hubiera dicho Barthes) o un “léxico cannábico” (como probablemente hubiera dicho Rorty). Entre ellas tenemos el hecho de que los consumidores de esta droga no son una mayoría en el mundo, motivo por el cual es más difícil tener el poder necesario para imponer la inclusión de elementos significativos en el lenguaje cotidiano. Otro motivo es quela marihuana y lo relacionado a ella es silenciado (o trata de serlo) por las instituciones dominantes (aquellas que institucionalizan un lenguaje o léxico) en las sociedades occidentales.

Establecida esta dificultades, procederemos, en algunos de nuestros siguientes posts, a elaborar meditaciones breves acerca de la marihuana.

Efecto No.1


Estadísticas

  • 72,343 pasajeros en trance

¿Qué pastilla deseas Neo?

19111613 Azul Púrpura Roja

Encuéntranos en:

Cannabica forma parte de l a m o r t e