Los gajes de la comodidad

Tidlosa_56-05_06

Los consumidores de cannabis, a pesar de ser numerosos en la sociedad, podemos ser tomados como un grupo pequeño o marginal. Pero esta situación no es exclusiva de los fumadores verdes. Muchos somos excluidos por nuestras costumbres (a pesar de que sean inofensivas), a veces por temor, pero en general por ignorancia. Así es el caso de Roberto Bravo, de 44 años de edad, ecuatoriano residente en Alemania trabajando como disponente y de transporte y logística. Roberto es una persona normal, pero tiene un gusto en una actividad que “ofende” el pudor de la mayoría: el nudismo. Aquí nos informa sobre algunos temas.

1.- ¿Qué se siente pertenecer a un grupo que intenta ser negado por un discurso dominante? (Entiéndase por discurso dominante el conjunto de normas implantada por un Estado).

Yo diría más bien una moral implantada por quienes administran el Estado en un momento dado. Al otro lado estás tú, atrapado entre el deseo de hacer algo que te alegra y entre el miedo a que te hagan problemas en el trabajo, de perder para siempre tu única oportunidad de ascender socialmente, de no poder casarte con X o Y, de que tus padres, familiares y amistades te repudien y ya ni siquiera por educación te saluden, etc. En lo personal, hace ya treinta años que dejé de creer tales promesas y decidí seguir mi camino.


2.- ¿Por qué crees que la sociedad siente aversión por el nudismo?

Lo que tú llamas aversión es simplemente miedo a la desnudez propia y ajena (nudofobia). El miedo de las monjitas, los sotanudos y los hermanitos de que les demuestren que su Biblia es sólo un libro de cuentos, y su cielo y su infierno nada más que supersticiones. El miedo de los jefes de la industria cosmética y de la cirugía plástica de que colegialas, universitarias, madres y abuelas se reconcilien con sus rollitos, sus pechos caídos, sus estrías y sus arrugas, en vez de dejarse engañar por los sueños irrealizables de la silicona y los ungüentos, y de que los hombres -¿sus hombres?- las perciban, las deseen y las tomen así como ellas son, en vez de masturbarse soñando con bellezas artificiales, sin vida.

Por añadidura, están nuestro propio miedo. El miedo de que las niñas y los niños vean que sus padres y madres son seres humanos igual que ellos, y no semidioses temibles. El miedo de que los padres y las madres enseñen a sus hijas e hijos a aceptar y amar sus propios cuerpos, en vez de inculcarles sentimientos de culpa y crearles complejos de inferioridad. El miedo de que las familias se vuelvan lugares llenos de afecto y comprensión, en vez de continuar siendo criaderos de subocupados, jornaleros y oficinistas, regidos únicamente por la amenaza y el castigo.

 

Family2

 

3.- La imagen del nudista que todos tienen es una persona medio promiscua, medio irreverente ¿Qué nos puedes decir al respecto?

Particularmente las nudistas se ven enfrentadas a este prejuicio. Sin embargo, nada más lejos de la verdad. Los nudistas defienden únicamente el disfrute colectivo del contacto con el aire, el sol y el agua en un marco de respeto mutuo. A tal efecto, existe la Federación Naturista Internacional (http://www.inf-fni.org/), la Sociedad Naturista (http://www.naturistsociety.com/) y Educación Naturista (http://www.naturisteducation.org/). si quieres algo más circunspecto todavía, tienes entonces el Naturist Family Network (http://www.naturistfamily.net/), dedicado a promover el nudismo en el seno de la familia y entre familias, o los Cristianos Naturistas (http://www.naturist-christians.org/), quienes basan su nudismo en su fe. Incluso hay países como Alemania (http://www.dw-world.de/dw/article/0,,3102630,00.html) y Francia (http://www.absolutfrancia.com/playas-nudistas-de-francia-exp
eriencia-diferente/
) que incluyen el nudismo entre la lista de posibilidades para los turistas del extranjero.

Justamente para evitar la morbosidad y el desorden, los clubes nudistas permiten el ingreso sólo a mujeres, familias y parejas mixtas, no a hombres solos ni grupos de hombres. La irreverencia (falta de respeto) es hablar sin conocimiento del tema e imputar a otros los propios pensamientos e intenciones.

4.- Recomiéndanos 5 libros que consideres que toda persona debe leer.

Recomendar cinco libros sería una pretensión inaudita de mi parte. Sin embargo, hay dos títulos que sí valen la pena leer.

En primer lugar, “El arte de ser egoísta” de Josef Kirschner. Este libro te enseña a ser responsable de ti mismo, a no depender de los otros, a no vivir esperando en lo que el gobierno, la comunidad o los demás hagan por ti, a no permitir que te manipulen ni se aprovechen de ti.

En segundo lugar, “El complejo de Cenicienta”, de Colette Dowling. Dirigiéndose al público femenino, la autora demuestra cómo las mujeres mismas son las únicas responsables de su propia situación; además, exhorta a las mujeres a confiar únicamente en sí mismas.

0 Responses to “Los gajes de la comodidad”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Estadísticas

  • 70,228 pasajeros en trance

¿Qué pastilla deseas Neo?

19111613 Azul Púrpura Roja

Encuéntranos en:

Cannabica forma parte de l a m o r t e

A %d blogueros les gusta esto: